¿Qué es?

¿Qué es el diezmo?

Es la ayuda material que damos los fieles a la Iglesia una vez al año.

Todo fiel está llamado a colaborar, también materialmente, con la obra de evangelización y de ayuda a los necesitados realizada por la Iglesia.

¿Cuánto doy de diezmo?

El diezmo corresponde a un día de salario anual si eres asalariado, si trabajas por tu cuenta o eres profesionista un día de ganancias.

Yo siempre ayudo a mi parroquia o a un sacerdote o a los pobres ¿aún tengo que dar diezmo?

Sí, las aportaciones o ayudas en efectivo, especie o trabajo que se hagan ordinariamente no dispensan de dar el diezmo. El diezmo se tiene que dar a la Diócesis porque es quien distribuye el total de las aportaciones a los diferentes destinos.

¿A dónde va a parar mi aportación del diezmo?

Hay diferentes destinos donde cada Obispo con su diócesis distribuye el diezmo, principalmente son:

-Atención a los sacerdotes ancianos y enfermos.

-Apoyo a las parroquias necesitadas y los templos en construcción.

-Ayuda a la preparación de los sacerdotes.

-Apoyo a las obras de evangelización.

-Ayuda a las obras sociales: Cáritas, Migrantes, Comedores parroquiales, Penitenciarias, etc.

¿Dónde doy mi aportación?

Hoy existen muchas formas de hacer tu aportación:

-En tu templo o parroquia darán sobres donde puedes devolverlo con tu diezmo.

-En las oficinas de la Curia diocesana.

-En las cuentas del banco de la diócesis.

-Y en algunas diócesis a través de Internet.